domingo, 21 de diciembre de 2014

Crónicas de la Dragonlance

Autor: Weis, Margaret y Hickman, Tracy.
Título: Crónicas de la Dragonlance. El retorno de los dragones (Vol. I), La tumba de Huma (Vol. II), La Reina de la Oscuridad (Vol. III). 
Título original: Dragonlance: Chronicles. Dragons of Autumm Twilight (Vol I.), Dragons of Winter Night (Vol II.), Dragons of Spring Dawning (Vol. III)
Ilustrador: John Rosenfeldt
Traductor: Tere Casanovas (Vol I y II), Marta Pérez (Vol. III)
Serie: Crónicas de la Dragonlance
Año de la edición original: Vol. I: 1984, Vol. II y III: 1985
Año de la edición española: Vol. I: 1986, Vol. II y III: 1987
Editorial: Timun Mas
ISBN: 84-7176-985-9 (Obra completa)

En esta primera obra de M. Weis y T. Hickman, encontramos, sin duda, ecos de El Señor de los Anillos y de la impronta imborrable que Tolkien dejara en la Narrativa Fantástica, estableciéndose en modelo y referente de los autores que habrían de venir. ¿Por qué leer, entonces, esta trilogía?
Crónicas de la Dragonlance añade rasgos al género, nuevas posibilidades, que, hasta entonces, habían sido ligeramente esbozadas. Dos de los elementos que destacaríamos tienen que ver, uno, con el tono del relato y, otro, con el desarrollo de los personajes. Cierto es que El Señor de los Anillos no está exento de ligeros toques de humor y que alguno podría objetar que Éowyn es quien acaba con el rey de los espectros. Sin embargo, en Crónicas el humor deja a un lado la grandilocuencia épica haciendo a los personajes más cercanos, lo cual propicia una identificación más directa con ellos, es decir, si los personajes de Tolkien reflejan lo que querríamos ser, los de Weis y Hickman retratan lo que podríamos ser si nos viéramos envueltos en unos acontecimientos que nos superaran. A esto, se le suma la preeminencia de lo femenino con respecto a otras obras del género; una preeminencia que no supone la lucha de géneros sino una igualdad situada en términos de actuación y no de debate.
Por otro lado, a pesar de que los autores de esta trilogía reproducen con modificaciones, y sin pudor, muchos de los episodios y los elementos aparecidos en SDA (El sueño de Lorac vs. la locura de Denethor, por ejemplo, o Los Orbes de los Dragones vs. a los Palantíri), ofrecen un giro de tuerca al gran esquema tolkieniano de la lucha del bien y el mal. Así, si en SDA todo se subordina a una gran causa, en Crónicas la causa está subordinada al interés individual. En esta novela, el argumento central queda al servicio de las relaciones interpersonales, de modo tal que el mal es vencido, en última instancia, en la búsqueda de la salvación del otro, del ser amado. Solo encontramos un personaje similar en SDA: Samsagaz.
La aparición de una misteriosa Vara de Cristal Azul, la desaparición de dos constelaciones del cielo de Krynn, los tejemanejes de un mago senil son los elementos que abren esta historia que encandilará a los aficionados al género. En esta, por supuesto, encontraréis seres legendarios, fantásticos, terroríficos. Recorreréis de parte a parte el continente de Ansalon y, cuando acabéis, ansiaréis más, pero no os preocupéis porque esta trilogía tiene continuación. ¡A leer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario